define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); la vuelta al mundo antes de los 30

Antes de…

Antes de…seguir escribiendo quiero dejar claro que mi intención no es la de dar consejos. Mi intención en esta sección es la de dar mi opinión sobre temas que me han asaltado a la hora de tomar la decisión de irme de viaje, pero entiendo que la situación personal de cada uno es diferente, por lo que yo me remitiré a dar mi opinión.

Cosas a tener en cuentas antes de tomar la decisión de irte:

1. Dar la vuelta al mundo es fácil. O al menos nunca antes en la historia de la humanidad había sido tan fácil. Y el que lo hace no es más valiente que el que se queda, simplemente en su escala de prioridades, la de dar la vuelta al mundo figura en el punto más alto. Y si ese es tu caso, hazlo.

2. Pareja, familia, amigos. Posiblemente sea lo más difícil de desprenderse, pero es solo un año. Yo, como todos, espero vivir muchos años (la esperanza de vida de un español es de 81 años) así que todas las personas importantes en mi vida van a seguir estando ahí cuando vuelva, así como yo estaré para ellos. Además, con algunos nos veremos en alguna etapa del viaje

3. Y el trabajo, ¿qué? En mi caso la decisión fue complicada porque me considero muy afortunado de trabajar donde trabajo y sobretodo con los compañeros con los que comparto el día a día. Pero creo que este viaje me va a hacer crecer profesionalmente. Y espero que al volver lo pueda demostrar pronto. Por si acaso, me guardo unos ahorros que me ayudarán con la vuelta a casa.

4. €. Eso debe costar mucho dinero, no? Pues depende. Hay gente que lo hace por 10.000€ y otros por 20.000€. En mi caso, me he pasado un año ahorrando y trabajando fines de semana para poder llegar a una cifra aceptable. Pero si calculas lo que te gastas un año en tu ciudad, es muy probable que sea bastante más de lo que te puedes llegar a gastar en un año viajando por el mundo, ya que el nivel de vida de Europa es más alto que la mayoría de países del mundo.

5. «Eso hay que hacerlo de la noche a la mañana, sino nunca lo haces». Pues yo creo que no. Tomar la decisión de dejarlo todo ha de estar más que consensuada tanto con tu almohada como con tu gente. En mi caso, podría decir que llevo más de 3 años planeandolo.

6. Una vuelta al mundo también tiene viaje de vuelta. O al menos así me lo planteo yo. Tengo bastante claro que quiero volver, quizás antes o quizás más tarde de lo planeado, pero «volveré». Y que cuando vuelva todo seguirá igual. Yo también.

Y a partir de ahí, busca y pregunta. Son muchos los que ya lo han hecho y la información en un viaje de este tipo es fundamental.

Bon voyage!