define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); la vuelta al mundo antes de los 30

conociendo la Guajira

La Guajira está al noreste de Colombia, haciendo frontera con Venezuela y es un destino que según me comentan está siendo cada vez más frecuentado por los occidentales. Dicen que hace años no iba nadie por miedo a los Wayuu (etnia que vive en la zona) pero que desde hace poco se ha normalizado y es muy frecuente encontrarte con turistas de fuera de Colombia.

Yo fui porque me habían hablado muy bien y la verdad es que me encantó. La capital es Riohacha una ciudad que quizás ahora no atraviesa su mejor momento ya que cada dos días hay un asesinato a manos de los sicarios (leído en el diario comarcal el 28 de agosto) aunque se puede ir y pasar una noche sin ningún tipo de miedo. Yo lo hice.

Pero el plato estrella de la Guajira es Cabo de la Vela. Para llegar, desde Riohacha, tienes que coger un auto y después una camioneta que por unos 15.000 pesos y casi 4 horas de trayecto te deja en el Cabo, que es una calle de arena tocando el mar con restaurantes y hostales regentados todos por los Wayuu. Como en todas las zonas alejadas, la comida y el agua es cara pero alojamiento puedes dormir en una hamaca por 10.000 pesos a un salto (literal) del mar.

Una vez ahí, puedes o más bien debes, ir al Pilón de azúcar y a ver el atardecer desde el faro. Aunque a mí lo que más me gustó es la playa que está al lado de la cueva del Diablo. Sin duda una de las mejores que he visto. Eso sí, me quedé con las ganas de ir a Punta Gallinas la punta más al norte de todo Sud América, pero no me quedaba suficiente dinero y por ahí no hay cajeros. De hecho, la electricidad solo está de 18:00 a 22:00. Eso sí, la mayoría de los wayuu tienen BlackBerry y se pasan el día en facebook gracias a la señal que Comcel (creo que es) ha colocado en la zona.

Como dato curioso, la gasolina está a mitad de precio que en el resto de Colombia ya que viene directamente de Venezuela. De hecho, la mayoría de productos los importan de allá como la Polar (cerveza) o los coches.

Comments
One Response to “conociendo la Guajira”
  1. Pau dice:

    Qué bien debe sentar una cervecita por ahí ;)

Leave A Comment