define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); Fiji | La vuelta al mundo antes de los 30
1

Sant Joan, la noche más corta del año?

Pues no precisamente para mí.

Esto de los cambios horarios me tiene fascinado. Ya en Rusia tuve la experiencia de cambiar hasta 3 veces la hora de mi reloj mientras circulaba con el Transiberiano. Aunque lo de este 23 de junio se supera.

Entre Fiji y Los Angeles hay una diferencia horaria de 19 horas, por lo que yo cogeré el avión el día 23 de junio a las 22:00 (hora Fiji) y aterrizaré en Los Angeles el día 23 de junio a las 13:00 (hora Los Angeles). Es decir viviré dos noches de Sant Joan, la que para mí es la noche más especial del año. Una en Fiji (sobrevolando el Pacífico) y la otra en California. Además la última con la compañía de muy buenos amigos y de mi hermano.

Espero que vosotros, disfrutéis del solsticio de verano. Y como se dice en mi tierra: Bona revetlla, molts petards i molta coca!

PD: si algún graciosillo se le ocurre hacer alguna referencia a Lost, deciros que la compañía es Air Pacific y no Oceanic Airlines. Es Nadi y no Sidney. Y que si por casualidad en el avión me encuentro un gordo, un paralítico, un borracho, un macarra y una presidiaria, el avión lo cogerá quién yo me sé. He dicho!

1

A propósito de los fijianos

Normalmente nunca escribo mal y pocas críticas he hecho a lo largo de mi viaje, pero me voy a tomar la licencia de dar mi opinión sobre los fijianos, y os avanzo ya que no es buena. En todas las estadísticas de los pueblos más amables los fijianos encabezan todas las listas, bajo mi punto de vista de manera inmerecida. En realidad me da bastante igual, ya que la credibilidad de estas listas deja mucho que desear, pero sí quiero hacer una reflexión sobre su comportamiento después de pasar casi 3 semanas en las islas.

Mi experiencia me ha demostrado que la gran mayoría de los fijianos (hombres) que trabajan en los hostales (o para todo aquello relacionado con el turismo) se mueven por 2 intereses: dinero y mujeres. Y yo al no darles la primera y no encajar en la segunda he tenido algún que otro encontronazo. Nada grave pero sí revelador. Es algo que al principio me chocó mucho y creerme que le he dado muchas vueltas al tema, pero ésta ha sido mi conclusión.

Razones? Varias. Pero la principal es que en Fiji hay un turismo de poca calidad que viaja a las islas se emborracha, deja la mierda y se vuelve a su casa. Y entiendo por tanto, que los fijianos hayan desarrollado esta habilidad, que por otro lado desenvuelven muy bien. Salvando las distancias era como aquel personaje de Verano Azul (el guaperas) que recibía a los turistas en verano a la defensiva ya que sabía que tarde o temprano se iban a largar. Y aunque lo entiendo no lo comparto y me molesta.

Pero no todo está perdido. Curiosamente en Viti Levu, la isla principal donde está Suva (la capital) y Nadi, es donde más sonrisas y buena gente me he encontrado. Una vez más, alejado del foco turístico ya sea en el bus local o en un mercado.

Espero no herir sensibilidades y tengo claro que habrá mucha gente que no estará de acuerdo, pero ésta es mi opinión. Eso sí, el país es increíble así que en la medida de lo posible no dudéis en visitarlo.

10

29 años en Fiji (vídeo)

Nunca hasta este momento había estado tan cerca del final del viaje. Me explico: estoy en Fiji, en la otra punta del mundo por lo que el camino de vuelta ya ha empezado y además tengo 29 años y la cuenta atrás para dar la vuelta al mundo antes de los 30 ya ha empezado.

La celebración no fue nada del otro mundo, tampoco lo esperaba, pero sí que fue entrañable e inolvidable por la compañía: a mi amigo Albert se sumaron Salva y María, una pareja malagueña (o malaguita según ellos) que también están dando la vuelta al mundo. Los 4 hemos compartido unos días increíbles en escenarios de películas como El lago azul o Castaway (Naufrago), buceando con tiburones, mantas, lobster o squids. O bautizando islas a las que llegamos en kayak tras una hora de darle al remo y que moralmente son ya nuestras.

Pero bueno, mejor os dejo el vídeo que ha hecho Albert resumiendo una pequeña parte de las risas y los buenos momentos que hemos pasado:

2

Bula Fiji!

Bula es la primera palabra que uno aprende en Fiji y se utiliza para saludar y tambien para brindar. La llegada ha sido fabulosa: reencuentro con Albert, un viejo amigo y acogida de Paul, uno nuevo.

Estas dos noches estamos en Nadi, en casa de Paul, presidente de un club de Rugby que estaban celebrando una asamblea en el porche de casa en el momento en el que llegamos. Fue interesante porque vimos de que se trata el Kava con el equipo de rugby de los cuales dos jugaran la proxima World Cup con la seleccion de Fiji. Es un ritual tipico de Fiji en el que se mezcla unas hierbas con agua y te deja la lengua dormida. De hecho, en algunos paises europeos estuvo prohibido. Si, Alemania no solo prohibe pepinos.

Y despues de fiesta a un pub fijiano bebiendo ron. Por lo que las primeras horas han sido increibles. Aunque Nadi no tiene nada asi que manyana nos vamos a Yasawa Islands (3 noches en Nacula y 2 en Kuata). Y de ahi a Mana donde celebrare mis 29 anyos. Y despues ya veremos.

En fin, todo esta saliendo redondo. Y que dure…