define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); ruta china | La vuelta al mundo antes de los 30
3

Operación mercado chino

Guangxi a parte de ser famosa por sus paisajes, destaca por su exótica comida. El caso es que ver cómo degollan un conejo vivo y lo meten en un saco mientras está moribundo dando los últimos coletazos, pues impresiona. O ver los perros en jaulas esperando la hora de morir en manos de un soplete, pues impresiona. Y mucho.

El caso es que a nosotros nos impresiona pero es una tradición china que hay que respetar ya que forma parte de su cultura y yo no soy nadie para cuestionarla.

Aunque no te dejan hacer fotos porque no les hace mucha gracia, algo que entiendo perfectamente, pero me parecía interesante compartir una pequeña parte con vosotros :

0

Gora Yangshuo

Mi llegada a Yangshuo coincidía con las fiestas del pueblo. Algo así como llegar a Pamplone y descubrir que es San Fermin. Por supuesto, las fiestas no tienen nada que ver. Esa misma noche me fui a un concurso de cerveza al que por supuesto participé. El objetivo era beber la cerveza en el menor tiempo posible y aunque di la talla y fui el primero de mi ronda, mis casi 28 segundos no fueron suficiente para superar los 12 del campeón. Después, a ver los fuegos artificiales (casi una hora) desde la buhardilla del ShowBiz, el mejor hostal de todo Yangshuo.

A pesar de ser un sitio turístico Yangshuo es uno de los mejores rincones para conocer el countryside. Los arrozales, las minorias, ir en bici hasta el moon hill o bajar en barco desde Yangdi hasta Xingping. Todo son experiencias increíbles pero me quedo con la última. Como siempre, puedes contratar el tour o hacerlo por libre. En el hostal me costaba casi 200rmb y por libre me costó 50, aunque según me cuentan tuve suerte porque es un buen precio. Pero lo mejor es que conocí 3 chinos que me otorgaron el papel de Good friend (la única palabra que sabían en inglés) y como es costumbre aquí no me dejaron pagar nada, y tengo el recuerdo de uno de los mejores días de mi estancia en China.

4

Resumen Tibet

Cuando uno piensa en el Tibet lo primero que le viene a la cabeza es el Dalai Lama, los monjes budistas o el Everest. Y así es, pero también es mucho más. Es una región que históricamente ha vivido ligada al budismo, donde la espiritualidad es un valor que está muy por encima de otros. Y la religión, forma parte imprescindible de su pasado y de su presente. Y de su futuro? Pues no sabría que decir.

Como todos ya sabéis hay mucha controversia respecto a la actitud de China con el Tibet. Los chinos dicen que les han hecho un favor librandoles de la esclavitud a la que estaban sometidos bajo el mandato de los Lama, y cierta razón tienen. Aunque no nos engañemos, el Tibet es la gallina de los huevos de oro, y muchos chinos están haciendo negocio a su costa, por lo que no es de extrañar que la razón principal por la que el gobierno chino ha ocupado el Tibet y declarado persona non grata al Dalai Lama, no es otra razón que el dinero. Un ejemplo, para entrar al Tibet las trabas para los extranjeros son inmensas y solo se solucionan a través del pago de un Permit que se han sacado de la manga y que casualmente solo gestionan agencias de viajes chinas. Esta situación se acentúa a partir del 2006 con la apertura de la línea de tren más alta del mundo que conecta China con Lhasa. Para un turista es una delicia ya que a parte de acortar el trayecto, los paisajes son sencillamente increíbles. Pero si piensas un poco, en seguida te das cuenta que no es más que una herramienta más para la colonización china de Lhasa. Y en efecto, la primera impresión que uno tiene de Lhasa es esa, una ciudad china más.

Por suerte, si uno va al Tibet no solo se queda en Lhasa y ahí es cuando se puede apreciar la esencia de lo que uno ha leído. Eso sí, que nadie pretenda sentirse como Brad Pitt en 7 años en el Tibet o como los escaladores que hace 25 años iban al campo base del Everest. Hoy la carretera está impecable, mejor que muchos tramos de la N-II del Maresme, pero de vez en cuando el destino te depara ciertos guiños que te permiten soñar en que sí es posible ver el auténtico Tibet. Nosotros, tuvimos la suerte de comprobarlo charlando con unos monjes del templo de Deprung o asistiendo (a la distancia) a un funeral tibetano que consiste en cortar los cuerpos en pedazos y donarlo al cielo a través de centenares de buitres que descienden de la montaña con los primeros rayos de sol.

Hay mucho por ver, pero bajo mi punto de vista el Campo Base del Everest es parada obligatoria, a poder ser en temporada baja, ya que según me comentan en temporada alta pierde cierto encanto, y aunque tiene mucho, merece la pena disfrutarlo todo.

En definitiva, el Tibet mola, especialmente si te interesa el budismo. He de reconocer que a pesar de mi poca fe en las religiones, he disfrutado aprendiendo el significado de los puntos básicos del budismo. eso sí, todo teoría. De hecho, creo que el que persigue ese sueño de refugio espiritual lo tiene dificil. No imposible, creo que se puede pero ello requiere tiempo y sobretodo huir de los circuitos turísticos. Cómo? Pues no tengo ni idea pero una opción sería conociendo los pequeños pueblos tibetanos dejando el coche de lado y moviéndose a pie o bici. Y sobretodo, con un guía/amigo tibetano.

Dicho esto, este fue mi planning los 9 días que estuve en el Tibet:

05/11 al 08/11 LHASA desde Xian
Jokhang temple.
Barkhor street.
Deprung monestry.
Funeral tibetano.
Potala palace.

09/11 SHIGATSE
Yamdrok-tso lago.
Pelkhor Code templo.

10/11 EVEREST BASE CAMP

11/11 SHIGATSE

12/11 LHASA
Tashilunpo monasterio
Sera temple con los monjes discutiendo

Fotos

Cuánto me ha costado?
Unos 250€ el Permit y el guía durante 9 días. Comida y alojamiento a parte. Lo contratamos con el Hostal Mix Hostel de Chengdú, pero puedo daros el contacto del guía tibetano y quizás os ahorráis un dinerillo tramitándolo todo con él directamente.

Lo que + me ha gustado…

tener el Everest para mi solo.

Lo que – me ha gustado…

la excesiva presencia policial en Lhasa.

1

bye bye Kunming. Nihao leng

Después de una semana en Kunming, que sumados a los tres días que ya pasé, se ha convertido en la ciudad donde más noches he pasado. Pues hoy, por fin, me largo.

Está ciudad no necesita más de 3 días y los pasas casi obligados porque es la capital del Yunnan. En mi caso, me he pasado más días porque mi visa expiraba hoy, por lo que necesitaba extenderla un mes más, y aquí fue el único sitio donde me la daban con una entrada. Es decir, puedo salir del país (ir a Hong Kong) y volver a entrar. Y todo al mismo precio, 160 rmb.

Estos días he aprovechado para ponerme al día en ciertas cosas y sobretodo planificar los próximos meses de viaje. Mi primera decisión ha sido suprimir Austrália. Es un país que requiere mínimo 2 meses y bastante dinero, por lo que he preferido «invertirlo» en otros países. Al final, mi planning es el siguinte:

Del 07/03 al 02/04 Myanmar.
Del 02/04 al 20/04 Malaysia.
Del 20/04 al 04/06 New Zeland.
Del 04/06 al 23/06 Fidji (celebrando mis 29 años).
El 23/06 vuelo hacia Los Angeles.

Pero para eso queda mucho. Hoy me voy a Guilin (provincia de Guangxi) famosa por los arrozales donde estaré un día y de ahí a Yangshuo. A pesar de que estoy en el sur de la China, haciendo frontera con Laos y Vietnam, hoy hace mucho leng. O frío en castellano. Media china está nevada por una ola de frío. Pero bueno, eso me permite sentir estas fechas un poco más en casa.

0

Chengdú y Leshan en fotos

Chengdú en fotos

Leshan

0

Beijng y Pingyao en fotos

Beijing

Pingyao

3

Welcome to the jungle!

Ya os dije que Xishuangbanna prometía clima tropical, pero no esperaba encontrarme algo tan salvaje. Salvaje en el mejor sentido de la palabra. Y es que Jonghing, su capital, tiene ese aire que tiene cualquier ciudad de veraneo, aunque lo mejor es coger la bici y perderte por los pueblos cercanos y conocer sus diferentes culturas. Jonghing es una ciudad normalita pero es la puerta de entrada a Laos o incluso algunos van hasta Tailandia en barco. Mi objetivo era Myanmar desde Rulli, pero la entrada estaba cerrada.

En Xishuangbanna he aprovechado para hacerme el famoso blind massage, que es la principal fuente de ingresos de los ciegos, y lo cierto es que ha sido el mejor masaje que me han dado hasta el momento. Y llevo 4.

Yo recomiendo a todos que vengáis a China que visitéis esta ciudad, ya que es una región muy diferente al resto del país con minorías étnicas que la hacen interesante, no solo a nivel del clima. Aunque llegar no es sencillo, ya que no hay tren y en bus desde Kunming son 9 horas y desde Lijiang 18 horas, a pesar d eso, merece la pena.

Y sí, después de casi 3 meses me pegué un baño en una piscina, en el Crown Hotel, a cambio de algo más de 1€:

PD: antes de decir nada contra mi persona tenéis que saber que estas imágenes forman parte del pasado y que estoy escribiendo estas líneas desde Kunming, donde hace frío y no hay piscinas ni palmeras.

5

Si lo construyes, él vendrá

Título de la película?

Si lo adivinas te llevas el pack completo firmado por KC y RL. Que no! Que es broma! Pero una postal sí.

PD: promoción válida hasta fin de existencias, o sea, los dos primeros ganadores.

PD2: si ya has recibido una postal quedas totalmente excluido del «concurso».

3

Un martes cualquiera

Hoy he empezado el día tarde. Me he levantado pasadas las 10 y porque mi conciencia empezaba a apretar. Todavía no tenía claro que iba a hacer durante el día, pero quería aprovecharlo, así que me he ido a desayunar y meditar al respecto. Al final, la oferta ganadora ha sido ir a Menghan o Ganlanba y de ahí a un pequeño pueblo cuyo nombre no puedo acordarme (y no es que no quiera).

Desde Jinghong, mi centro de operaciones, hay unos 30 km. Se puede ir en bus, 20 minutos, o en bici, 2 horas. Aunque era tarde he optado por la bici.

Al poco de salir, cuando llevaba unos 5 km, un sonido raro salía de la rueda trasera. Efectivamente, había pinchado. Así que nada, volver a la ciudad y cambiar la bici. A pesar de todo seguía motivado ya que me atraía la idea de descubrir pequeños pueblos en bici.

Y la expectativa no me ha decepcionado. Ha sido fantástico. Durante los 28 km de ida y vuelta he tenido la compañía del río Mekong que se ha convertido en mi río favorito. No me preguntéis por qué. No tengo ni idea. De hecho es la primera vez que tengo un río favorito, pero he decidido que si tengo que tener uno, debe ser él. O será femenino? El caso es que he tenido la suerte de poder cruzarlo en ferry a cambio de 0,20€ cada trayecto y eso ha sido la cúspide de mi viaje.

En total han sido casi 80 km y aunque ahora estoy exhausto, el caso es que me siento más que bien. Son muchas las sensaciones vividas. Recuerdo el aroma que desprenden las paradas de piña que hay durante el camino que se convierten en un oasis, luchando contra el alquitrán y el humo de los camiones.

Aunque de todo, lo que hace de este martes día 7 de diciembre un día especial, ha sido que por primera vez he sentido algo nuevo para mi. Esa sensación al llegar en bici a un pequeño pueblo, donde parece que los locales te están esperando para decirte que lo has hecho y que eres un héroe. Solo hoy, pero disfrútalo, porque es tu día. Es una sensación efímera, que dura unas pocas horas, pero es adictiva y que solo espero poder vivirla más veces y más intensamente. Porque eso significará que lo he hecho.

0

Oda al frío

Hace ya casi 3 meses que estamos viajando juntos. Recuerdo inicios de septiembre en Rusia, mientras mis amigos disfrutaban de los últimos días de sol y playa, yo tenía que aguantarte. En Siberia no fue mucho mejor, y a pesar de que el sol no me soltó ni un día, tú siempre estabas ahí, recordándome el poco aprecio que nos tenemos mutuamente.

Al llegar a Mongolia tuviste la «delicadeza» de presentarte con nieve. Menudo detalle. Y qué decir de las frías noches en el Gobi donde los excrementos de yak no alcanzaban para calentar todo el ger.

Entonces huí a China en busca de mejor tiempo y ahí me llevé un batacazo. En Beijing no hay sol pero sigues estando tú. A medida que iba bajando me ibas dando cierta tregua pero las posibilidades de agua caliente también disminuían. Habrá hoy agua caliente? Y ya sabes que yo no soy muy afortunado en el juego, así que casi siempre perdía.

Lo peor, sin duda, en el Tíbet, aunque ahí te perdono, no fue tu culpa e iba preparado con mis guantes, mi gorro, mis calentadores, mis dos jerseys y mi chaqueta de invierno. También para dormir…

Pero hoy es un gran día. Hoy te digo adiós. Me despido de ti durante una larga temporada. Me voy al tropical Xishuangbanna donde los termómetros marcan más de 25º, y aunque no me fío mucho de las predicciones internautas, no pierdo la esperanza. Esperanza en ponerme pantalones cortos, dejar el abrigo en la mochila, disfrutar del sol y porque no, de la siempre refrescante lluvia tropical. Y si puedo, te prometo que me pegaré un chapuzón a tu salud.

Son 18 horas de bus que aprovecharé para saborear estos momentos que hemos compartido, pero sobretodo aprovecharé para olvidarte.