define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); Birmania | La vuelta al mundo antes de los 30
3

I ♥ BURMA

Así es. Declaro mi amor a esta nación, más bien a su gente. He pasado 28 días y he de reconocer que una parte de mí ha cambiado. Las razones obviamente son muchas, pero lo principal es que te lo pasas bien. Durante los 28 días me lo pasé bien aprendiendo sobre las diferentes etnias, charlando con la gente de ahí, descubriendo su forma de vivir o alucinando con todos sus paisajes.

Como algunos ya sabéis Burma, Birmania o Myanmar es una dictadura y el país está en manos de una Junta Militar. Eso echa atrás a muchos turistas tanto por miedo como por ética. Algunos opinan que el que va a Burma contribuye con su dinero a subvencionar la Junta Militar. Y en parte tienen razón, pero bajo mi punto de vista eso es ver el árbol y no el bosque. Me explico: Burma es una dictadura que pese al boicot de los países occidentales recibe el beneplácito de China ya que está invirtiendo mucho dinero en el norte del país con la extracción de minerales. Y no nos engañemos es gracias al apoyo chino que la Junta Militar sigue gobernando, ya que hoy nadie, repito NADIE se atreve a toser al todopoderoso país asiático y los países europeos y EEUU simplemente giran la cara y hacen que no ven. Algo que por otro lado se les da muy bien. Un ejemplo: cuando pasó la tragedia del Nagris en la que murieron más de 200.000 personas la Junta Militar no dejó entrar a ninguna ONG para ayudar a la población, y nadie, repito NADIE hizo nada. Así que no creo que porque yo pague 40€ por un visado vaya a cambiar mucho la realidad del país.

Además, creo que es bueno que haya turismo en Birmania porque es una manera de dar a conocer la situación del país y la injusticia a las que están sometidos. Nosotros les contamos otra realidad y eso rompe muchas barreras. Si uno ha leído sobre el franquismo sabrá que una de las razones que ayudó a quitar poder a la iglesia y desmitificar la figura y el miedo a Franco fueron todos aquellos alemanes y suecos que llegaron al país en los años 60. Y vale, nosotros estábamos cerca de Europa, pero estoy convencido de que fue determinante para cambiar la mentalidad de los más jóvenes con respecto a Franco.

Dicho esto, es un país seguro en el que no tenéis que temer por nada. El visado os lo podéis hacer en un día desde Bangkok. Aquí está explicado. La única dificultad la encontraréis si queréis moveros a ciertas zonas donde solo es posible llegar en avión. Y el dinero, tal y como os he dicho empresas occidentales han boicoteado al país y no es posible sacar dinero en todo el país, por lo que hay que ir con dólares americanos. Es muy importante que el dinero esté totalmente liso y sin ninguna dobladez ya que en tal caso el cambio te lo harán a peor. El mejor sitio para cambiar es Yangon y aunque muchos optan por el mercado negro yo no lo recomiendo.

La puerta de entrada pues, es Yangon pero más allá de la Schwedagon Pagoda que es impresionante, yo no invertiría mucho más. Así que a subir a un bus nocturno rumbo a Kalaw. Ahí podéis pasar una noche pero a la mañana siguiente empezar el trek de 3 días hacia Inle Lake. Una noche la pasamos con una familia de un pequeño pueblo y la otra en un monasterio donde los novicios se levantaban a las 4 de la mañana para empezar a rezar. Veréis que en este país el budismo no es una religión, forma parte de la cotidianidad  y todos los hombres en algún momento de su vida han pasado por un monasterio.

Después podéis ir a Mandalay en bus que os servirá como centro de operaciones para moveros en el país. En función de los días podéis hacer como yo y subir a Mytkina al norte del país en tren en una experiencia más que religiosa. En el norte estaréis completamente solos, yo no coincidí con ningún turista en una semana y podréis disfrutar del mejor, bajo mi punta de vista, trayecto en barco. Veréis aldeas que viven sin electricidad y sin ningún contacto con el exterior y que cuando os vean a ti y a tu cámara de fotos (sentados en el barco ya que es imposible bajarse) alucinarán como nuestros bisabuelos habrían alucinado.

De vuelta a Mandalay tenéis que ir a los alrededores, Imwa y Amarapura y a poder ser en transporte público (500khats). Veréis que en este país más que nunca, el camino ya forma parte de la experiencia.

Y dejando de nuevo la maleta en el hostal y solo con lo imprescindible os recomiendo que vayáis a Hsipaw en bus, paséis un día o dos y de ahí en tren a Pyin Uu Lwin ya que durante el trayecto en tren pasaréis por el puente de Goktik, el más alto en la época, una auténtica obra de la ingeniería. Mientras yo estuve ahí hubo un terremoto en la misma provincia pero no me enteré hasta que no llegué a Pyin Uu Lwin y por vosotros que me escribisteis preguntando cómo estaba. Vamos, que el puente resistente lo es. Y de nuevo a Mandalay.

Para el final dejamos la perla del país, Bagan. Para muchos es muy turístico pero bajo mi punto de vista nada que ver con Angkor Wat. Yo me pasé 3 días completamente solo recorriendo las 2.000 pagodas que todavía quedan. No tuve suerte con el amanecer y el atardecer pero aún así el recuerdo es imborrable. Además, os recomiendo que os instaléis en mitad de los dos grandes pueblos. Es más barato y está a tiro de piedra de las pagodas.

Y poco más. En 28 días, que es lo que te permiten el visado no da tiempo para más. El transporte es lento y con retrasos. Muchos retrasos y de más de 7 horas y en algunos casos de más de 12, es por ello que tómatelo con calma porque vayas dónde vayas vas a disfrutar de este país. Yo me he auto proclamado embajador y allá donde voy recomiendo su visita. Estoy seguro de que no os decepcionará.

Cuánto me ha costado?

Lo que + me ha gustado…
el trato con la gente

Lo que – me ha gustado…
la realidad política del país
Fotos

0

Myanmar en fotos

Yangon

Trekking Kalaw to Inle Lake

Mandalay & around

Trip to Mytkyna

Hsipaw, Goktik & Pyin U Lwin

Bagan

0

Bagan: jugando a las Pagodas

¿Cuál es tu Pagoda?

Mi penultima parada de este fascinante país ha sido Bagan, seguramente el lugar con más turistas de todo Birmania, pero al ser temporada baja, lo cierto es que no he sentido ningún tipo de agobio. Bagan, es como Angkor Wat (Cambodja) Hampi (Índia) o Mynosn (Vietnam)uno de esos lugares mágicos en los que lo mejor que uno puede hacer es dejarse llevar ya sea en bicicleta, en coche de caballos o incluso corriendo, imaginandose los rituales y ceremonias de las antiguas civilizaciones. Solo en Bagan había más de 4.000 pagodas pero el terremoto de 1975 se cargó la mitad por lo que muchas están reconstruídas o bajo construcción.
Yo he invertido 3 días y medio de los cuales 3 los hice en bicicleta y medio corriendo. Os podría recomendar decenas de Pagodas pero creo que lo mejor es que las descubráis vosotros mismos, entrando y explorando todos los rincones. Algunas tienen sorpresas y tras una pequeña y oscura cueva con olor a guano, uno encuentra la recompensa de una pequeña escalinata que le lleva a la cima de la pagoda. Es algo así como apadrina una Pagoda, y es que cada turista tiene la suya. Como principal actividad está levantarse a las 05:30 para ver el amanecer y concentrarse a las 18:00 para el atardecer. Yo no he tenido suerte y no he visto ninguno realmente espectacular por lo que no me queda más remedio que volver, algún día. Y espero que cuando ese día llegue, la mía, mi pagoda siga estando ahí.

Actualizado: escribo estas palabras desde el Aeropuerto de Yangon, con la mejor conexión wi-fi de todo Birmania.

2

a proposito del terremoto

Casi 24 horas despues de dos terremotos de casi 7 grados, y a pesar de estar en la misma provincia de donde ha ocurrido el epicentro, me he tenido que enterar de lo sucedido por vosotros y las noticias internacionales.

Con esto, uno se puede hacer una idea de la realidad que se vive en este pais. Ademas, ha sucedido en el estado de Shan, que junto con los Kachin es una de las etnias mas castigadas por la Junta Militar ya que luchan por un estado propio. Como consecuencia, sufren un aislamiento en gran parte de la provincia por lo que no hay carreteras y las infraestructuras son mas que pesimas. De hecho, Lashio es la parte mas al este a la que un turista puede llegar y esta a 300 km del epicentro del seismo.

En cualquier caso, es una putada que se ceba con esta gente. Mas de dos anyos mas tarde de que sufrieran el Nagris en el que murieron 200.000 personas ahora otro terremoto. Y como conclusion final, he de decir que para acabar de rizar el rizo, los Shan, son sin duda la gente mas amable y hospitalaria que he conocido en todo lo que llevo de viaje.

2

Macedonia de transportes

A lo largo de este viaje me he pegado varias palizas pero como la de ayer ninguna. Los hechos transcurrieron de la siguiente manera:

A las 05:30 me levantaba para desayunar y coger un rickshaw motorizado que me llevaria al puerto donde coger el slow boat hacia Katha. Despues de esperar una hora, me confirman que el barco no sale hoy y no tienen fecha de partida, y que ademas tarda mas de 3 dias en llegar a Mandalay. Con el mosqueo considerable decido volver al pueblo a pie (una hora) pero a medio camino, un tractor se ofrece a llevarme. Acepto, los baches ayudaran a quemar la adrenalina. De vuelta en el pueblo me dicen que puedo coger el fast ferry, 5 veces mas caro y encima del gobierno. Como no tengo opcion, cojo un rickshaw no motorizado y pago los 18 euros. A cambio, disfruto de uno de los paisajes mas bonitos que he visto. De Bhamo a Khata. Eso si, para llegar al nuevo barco, primero he de pasar una hora en una patera (no es broma) con 40 personas y 2 motos.

Una vez en Khata, tengo tiempo de cenar algo antes de coger un bus hasta Naba. Llevamos 12 horas de viajes, pero el cuerpo aguanta bien. En Naba, me espera lo mejor, otra vez el tren birmano. Y aunque la primera vez la recuerdo con nostalgia, esta segunda no. Comprar el billete fue una odisea, me metieron en un cuarto 5 personas y se fue la luz, pensaba que me iban a pegar el palo, total estaba en un pueblo alejado de todo. Encima el vendedor iba borracho y casi se lian a tortas delante mio. Pasan 15 minutos y me dan un ticket, respiro tranquilo y espero al tren. Llega a las 22:00, solo una hora de retraso, y mi asiento esta ocupado. Vienen los 5 matones de antes y a grito pelado los echan, a pesar de que tambien tienen ticket. Podeis imaginar que el malo de la pelicula era yo, y que todas las miradas de los demas pasajeros una vez los matones se habian quedado en la estacion se centraban en mi. Sonrio, y confio en que todo mejorara. Inocente…Este tren iba a rebosar y a los 10 minutos ya me arrepentia de haberlo cogido. En un sitio para 4 eramos mas de 15 personas incluidos ancianos y bebes, y teniamos que estar asi mas de 12 horas. Fue horrible, pero a la vez interesante, porque esta es su realidad, y a pesar de que fueron momentos duros, aprendi que un birmano tambien se enoja, se enfadan e incluso pueden llegar a las manos. Eso si, conmigo se portaron genial.

Y a las 10:00 del dia siguiente llegaba a Mandalay, despues de 30 horas de viaje, sin apenas haber podido dormir y con 9 diferentes medios de tranporte. Podeis imaginar que me pase el dia durmiendo, eso si, hoy vuelta a la marcha, me voy a Hsipaw, 6 horas mas en bus.

1

y un tren birmano

En mi vida he cogido trenes indios, rusos, chinos e incluso he soportado Rodalies Renfe, pero he de reconocer que ninguna experienca es inigualable al tren birmano. Fueron 22 horas, menos de un dia, pero dieron para mucho:

Porque en la ordinary class conviven monjes budistas, granjeros, hombres de negocios, militares y un turista en todo el tren (yo). Los monjes novicios con sus vestidos rosas juegan a ser ninyos, las maletas vuelan de un lado a otro y cuando te toca a ti y te cae encima solo puedes reirte, como hacen todos los demas. A pesar de que nadie habla ingles todos quieren hablar contigo, incluso un monje budista te empieza a decir palabras en aleman bajo el asombro de todos, envalentonado las repite 2 y hasta 3 veces para parecer que sabe muchas mas, le asiento con la cabeza, y cierra los ojos orgulloso de su hito.

Los pasillos estan literalmente llenos de cajas, bolsas y personas tumbadas en el suelo. Tanto es asi que en 18 horas no me pude levantar del asiento ni siquera para ir al lavabo. La gente entraba y salia por las ventanas y nos convertimos en una especie de serie en cadena pasando las maletas una vez habian bajado. Algunos hasta cuelgan una hamaca en el techo donde resguardar a su pequenyo. Por supuesto, haces amigos, todos son tus amigos y lo sientes, desde el policia que sospechosamente me toca al lado y que se bebe una botella de whisky en dos horas hasta los granjeros que vuelven a casa y mascan betel a todas horas.

Es como una obra de teatro en la que uno yace sentado en su banco de madera y cada vez que cierra los ojos cambia de escenario como si se hubiera currido un velo. En ocasiones, hasta aparece alguien en tus rodillas usandolas como almohada.

Y fuera del tren otra gozada. Ninyos que esperan a la salida de la estacion para subirse y saltar. Y en tramos alejados gente que se amontona para que les des agua o comida ya que sus pueblos estan tan alejados que se tienen que autoabastecer.

Y todo parece un suenyo, a pesar de que uno no consigue dormir mas de 20 minutos seguidos. Y de repente, llegas a la estacion, te pegas una ducha y te sientas en una silla que no se mueve ni te sacude de un lado para otro y sientes, que echas algo de menos.

0

Inle Lake & Mandalay

Trek de Kalaw a Inle Lake

El bus hasta Kalaw fue toda una experiencia, 6 horas parados en una area de servicio de lo mas moderna y con la repiticion del Barca en una de las teles. En Kalaw, no hay mucho por hacer mas que visitar pagodas. La gran mayoria de gente va hasta ahi para hacer un trek de 55 km hasta Inle Lake. Y eso hicimos, junto a Clara y Min Min (o Manel) nuestro guia durante 3 dias.

La verdad es que fue genial, no tanto por el paisaje que al ser epoca seca se echa de menos el verde, pero si por el contacto con la gente. La primera noche la pasamos en la casa de una encantadora familia y multitud de vecinos que vinieron a darnos la bienvenida. La siguiente, en un monasterio donde los novicios se levantan a las 4 de la manyana para empezar a pregar. Y terminar con un chapuzon en el rio, que ayudo a limpiar todo el polvo acumulado durante el camino.

Una vez en Inle Lake el barco por los canales y alquilar una bicicleta, es la mejor experiencia.

Mandalay & alrededores

La llegada a Mandalay fue tambien movida y para no desentonar, conoci otro catalan, Miguel. En Mandalay me lo he tomado con calma porque volvere, a pesar de ello fui a Imwa y Amarapura en transporte publico por 500K el trayecto, mas el barco hasta Imwe y el carro de caballos. Un dia completo, que hubiera sido perfecto de poder ver la puesta de sol en el Unbein Bridge.

Pero como he dicho, volvere. Y quizas vaya a ver los Moustache Brothers, y quizas vaya a ver Pagodas y Budas, o incluso quizas volvere a Amarapura, pero seguro que volvere al Nylon Ice Cream a comerme un helado.

2

Primeras impresiones de Birmania

La llegada a Yangon me recordo a la India. Los hombres vestidos con sarongs y camisas blancas, masticando betel y dejando prueba de ello en el suelo, lleno de manchas rojas.

En Yangon, lo primero que uno hace es cambiar dinero, en el mercado negro te ofrecen unos 900 KYATS por 1 Dolar. Pero a la llegada me comentaron varias personas que les habian timado y no me quise arriesgar (los numeros nunca han sido lo mio) asi que me quede con un cambio de 860. El cambio de dinero es una movida, iba preparado pero no sabia que fuera tan exagerado y es que como el billete este un poco doblado, no te lo cambian. Y teniendo en cuenta que no hay cajeros automaticos, puede suponer un grave problema. Ademas, al hacer el cambio de Dolar a Kyat te dan por unos 250 dolares, te dan unos 200.000 y teniendo en cuenta que el billete mas alto es 1.000 (dicen que hay de 5.000 pero solo he visto uno), os podeis imaginar la montanya de billetes que uno lleva encima.

En Birmania se habla catalan.

Al dia siguiente, decidi irme hacia Kalaw para hacer un trek de 3 dias hacia el Lago Ingle. De hecho, escribo desde ahi y manyana me voy, con Clara, una barcelonesa (que tambien estudio Publicidad) y que conoci en Yangon. En esa ciudad coincidi tambien con Sergio y Martina, dos catalanes que tambien estan viajando por el mundo y lo explican aqui: http://deudeldeudeldeu.wordpress.com/

0

Rumbo a Birmania

Birmania para la ONU o Myanmar para la UE. En unas horas cojo mi segundo avión casi 6 meses después de empezar mi viaje, y lo hago para dirigirme a uno de esos países que para muchos siguen siendo mágicos. Antes de nada, uno ha de saber que Birmania está gobernado por una junta militar, una dictadura, y ha de saber que parte del dinero que se gaste irá destinado a sus beneficios. A partir de ahí, a muchos viajeros, les surge la duda ¿he de ir?

En mi caso, la respuesta es SÍ. Por supuesto que no estoy a favor del régimen y en la medida de lo posible intentaré invertir mi dinero en todo aquello que no vaya directamente destinado a la junta militar (hay maneras de saberlo). Además, mi ignorancia hacia este país es del 90%. Más allá de la «rebelde» Aung San Suu Kyi, ganadora del premio nobel de la Paz y encarcelada desde los 90. Es por ello, que quiero ir, quiero aprender del país para después poder contarlo. Y para intentarlo me voy 27 días (el visado es de 28 días máximo).

La conexión en Birmania no es del todo fiable, más allá de Yangon y Rangún, principales ciudades por lo que no tengo claro que pueda actualizar el blog. Además, las llamadas internacionales, creo, que no están permitidas, a no ser que vayas a la junta militar. Y valen una pasta.

Total, que mañana empiezo un viaje emocionante con expectativas altas ya que todo el mundo que ha estado me ha dicho que es un país increíble y que a pesar del régimen militar, es totalmente seguro para el turista.

Espero poder contaros pronto.

1

Visado de Birmania

Sobre el visado de Birmania hay mucha leyenda. Es por ello, que he decidido escribir un post lo más completo posible sobre mi experiencia. Birmania es una dictadura, una de les más fuertes del mundo, por lo que el acceso al país, no es sencillo. Aún así, viven del turismo y les interesa que haya miles de turistas que cada año crucen la frontera. Es por ello, que hace poco más de un año abrieron el Visa On Arrival para todas aquellas personas que llegaban en avión. Vamos, un lujazo que no ofrecen todos los países. Pero duró poco, y a raíz de las primeras elecciones «democráticas» celebradas hace ahora algo más de 2 meses lo cerraron.

Además, Birmania no tiene embajadas en todo el mundo, en Europa, la más importante está en Berlín y si queréis conseguir vuestro visado, tenéis que enviar el pasaporte y creo, que en 14 días previo pago de todas las comisiones, te lo devuelven. Si tienes tiempo, yo te recomiendo que hagas lo que hace la gran mayoría de gente, que es sacarlo en la embajada que hay en Bangkok.

Para entrar en Birmania, solo lo puedes hacer por avión (a no ser que seas Tailandés y creo que Chino). Hay una frontera abierta para el resto, en el norte del país Rulli, que hace frontera con China, cerca de Kunming. Pero no te fíes, yo lo intenté y no me dejaron. Depende de la situación política del momento y es bastante complicado que te lo permiten. Aún así, si tienes ocasión hazlo, ya que ha de ser toda una experiencia.

Por tanto, para llegar a Yangon tenemos que volar desde Kuala Lumpur, Singapur o Bangkok principalmente, así que ya que estás en Bangkok aprovecha y hazte ahí el visado, es más barato. Para ello te tienes que dirigir a la embajada que está en Silom Road (entre 60 y 100 THB el taxi desde Kahosan), y aunque abren a las 09:00 te aconsejo que llegues a las 07:15 porque la cola es descomunal. Yo fui el segundo en llegar y en 10 minutos estaba listo, creo que los que llegaron a las 08:00 estuvieron más de hora y media.

¿Qué material he de llevar?

· 2 fotos con fondo blanco. Esto es super importante, ya que en Asia muchas veces te meten un fondo azul y la has liado. Si quieres ir sobre seguro llévate 4 ya que así lo indican en su web pero a mi me pidieron solo dos.

· Formulario rellenado. Muchos se lo descargan antes del webiste, pero es un error, ya que está anticuado. Lo mejor es ir a una tienda que está en la misma calle con un cartel amarillo que pone Fotocopias. Abren a las 07:00 y por 5 THB (10 céntimos €) te dan el formulario, cola para pegar una de las fotos y una silla para rellenarlo.

· Fotocopia pasaporte. En la misma tienda por otros 5 THB.

· Dinero en THB ya que no aceptan dólares.

¿Eso es todo?

No. Por la mañana dejas el pasaporte, y te dan hora para volver por la tarde a las 15:30, Aquí se lía una buena ya que los de la Visa Express y los que no se juntan para recoger su pasaporte y hay una buena cola. Si has pagado por Express Visa, sáltate la cola y vete directo a la ventanilla 2. No hay cartel, pero es ahí donde tienes que ir. Aún así, prepárate para esperar unos 20 minutos.

El visado es de 28 días a partir del momento en que entras en el país, aunque te dan un margen de unos 4 días. Por ejemplo, yo entraré el día 07 de Marzo y a pesar de que mi visado es a partir del día 03 de Marzo, tiene validez hasta el 02 de abril. Es decir, más de 30 días. Es por ello, que no merece la pena hacerla con más de una semana de antelación.

¿Cuánto cuesta?

Son unos 800 THB por el visado, más 400 por la urgencia. Es decir, unos 30€.

Y creo que eso es todo. Bueno, a saber que en Birmania debido al embargo de los países occidentales, no hay bancos a los que acceder por lo que hay que llevar dinero en metálico antes de entrar. Solo aceptan dólares y nuevos (a partir del 2003) y los puedes cambiar en Kuatri Chang Bank (o algo parecido) que hay en todo Bangkok.