define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); Sant Joan, la noche más corta del año? | La vuelta al mundo antes de los 30 - Part 3
1

Sant Joan, la noche más corta del año?

Pues no precisamente para mí.

Esto de los cambios horarios me tiene fascinado. Ya en Rusia tuve la experiencia de cambiar hasta 3 veces la hora de mi reloj mientras circulaba con el Transiberiano. Aunque lo de este 23 de junio se supera.

Entre Fiji y Los Angeles hay una diferencia horaria de 19 horas, por lo que yo cogeré el avión el día 23 de junio a las 22:00 (hora Fiji) y aterrizaré en Los Angeles el día 23 de junio a las 13:00 (hora Los Angeles). Es decir viviré dos noches de Sant Joan, la que para mí es la noche más especial del año. Una en Fiji (sobrevolando el Pacífico) y la otra en California. Además la última con la compañía de muy buenos amigos y de mi hermano.

Espero que vosotros, disfrutéis del solsticio de verano. Y como se dice en mi tierra: Bona revetlla, molts petards i molta coca!

PD: si algún graciosillo se le ocurre hacer alguna referencia a Lost, deciros que la compañía es Air Pacific y no Oceanic Airlines. Es Nadi y no Sidney. Y que si por casualidad en el avión me encuentro un gordo, un paralítico, un borracho, un macarra y una presidiaria, el avión lo cogerá quién yo me sé. He dicho!

1

A propósito de los fijianos

Normalmente nunca escribo mal y pocas críticas he hecho a lo largo de mi viaje, pero me voy a tomar la licencia de dar mi opinión sobre los fijianos, y os avanzo ya que no es buena. En todas las estadísticas de los pueblos más amables los fijianos encabezan todas las listas, bajo mi punto de vista de manera inmerecida. En realidad me da bastante igual, ya que la credibilidad de estas listas deja mucho que desear, pero sí quiero hacer una reflexión sobre su comportamiento después de pasar casi 3 semanas en las islas.

Mi experiencia me ha demostrado que la gran mayoría de los fijianos (hombres) que trabajan en los hostales (o para todo aquello relacionado con el turismo) se mueven por 2 intereses: dinero y mujeres. Y yo al no darles la primera y no encajar en la segunda he tenido algún que otro encontronazo. Nada grave pero sí revelador. Es algo que al principio me chocó mucho y creerme que le he dado muchas vueltas al tema, pero ésta ha sido mi conclusión.

Razones? Varias. Pero la principal es que en Fiji hay un turismo de poca calidad que viaja a las islas se emborracha, deja la mierda y se vuelve a su casa. Y entiendo por tanto, que los fijianos hayan desarrollado esta habilidad, que por otro lado desenvuelven muy bien. Salvando las distancias era como aquel personaje de Verano Azul (el guaperas) que recibía a los turistas en verano a la defensiva ya que sabía que tarde o temprano se iban a largar. Y aunque lo entiendo no lo comparto y me molesta.

Pero no todo está perdido. Curiosamente en Viti Levu, la isla principal donde está Suva (la capital) y Nadi, es donde más sonrisas y buena gente me he encontrado. Una vez más, alejado del foco turístico ya sea en el bus local o en un mercado.

Espero no herir sensibilidades y tengo claro que habrá mucha gente que no estará de acuerdo, pero ésta es mi opinión. Eso sí, el país es increíble así que en la medida de lo posible no dudéis en visitarlo.

10

29 años en Fiji (vídeo)

Nunca hasta este momento había estado tan cerca del final del viaje. Me explico: estoy en Fiji, en la otra punta del mundo por lo que el camino de vuelta ya ha empezado y además tengo 29 años y la cuenta atrás para dar la vuelta al mundo antes de los 30 ya ha empezado.

La celebración no fue nada del otro mundo, tampoco lo esperaba, pero sí que fue entrañable e inolvidable por la compañía: a mi amigo Albert se sumaron Salva y María, una pareja malagueña (o malaguita según ellos) que también están dando la vuelta al mundo. Los 4 hemos compartido unos días increíbles en escenarios de películas como El lago azul o Castaway (Naufrago), buceando con tiburones, mantas, lobster o squids. O bautizando islas a las que llegamos en kayak tras una hora de darle al remo y que moralmente son ya nuestras.

Pero bueno, mejor os dejo el vídeo que ha hecho Albert resumiendo una pequeña parte de las risas y los buenos momentos que hemos pasado:

2

Bula Fiji!

Bula es la primera palabra que uno aprende en Fiji y se utiliza para saludar y tambien para brindar. La llegada ha sido fabulosa: reencuentro con Albert, un viejo amigo y acogida de Paul, uno nuevo.

Estas dos noches estamos en Nadi, en casa de Paul, presidente de un club de Rugby que estaban celebrando una asamblea en el porche de casa en el momento en el que llegamos. Fue interesante porque vimos de que se trata el Kava con el equipo de rugby de los cuales dos jugaran la proxima World Cup con la seleccion de Fiji. Es un ritual tipico de Fiji en el que se mezcla unas hierbas con agua y te deja la lengua dormida. De hecho, en algunos paises europeos estuvo prohibido. Si, Alemania no solo prohibe pepinos.

Y despues de fiesta a un pub fijiano bebiendo ron. Por lo que las primeras horas han sido increibles. Aunque Nadi no tiene nada asi que manyana nos vamos a Yasawa Islands (3 noches en Nacula y 2 en Kuata). Y de ahi a Mana donde celebrare mis 29 anyos. Y despues ya veremos.

En fin, todo esta saliendo redondo. Y que dure…

0

Northland & Auckland

Auckland
Es la ciudad más grande de Nueva Zelanda, casi 1 millón y medio, y en un país con 4 millones de habitantes se nota. La llegada fue un choque ya que era viernes y de noche. Por la calle la gente bebía y eran todos occidentales. Bueno, todos no, ya que hay mucha inmigración de Samoa, Malasia, Tailandia o Índia. Hoy, sin ir más lejos, me ha cortado el pelo un iraní que lleva 11 años viviendo aquí porque tuvo que huir de su país. Es una ciudad, posiblemente la única en todo el país ya que Christchurch o Wellington no cumplen los requisitos de caos. En cualquier caso, fui a Acukland para disfrutar de un acontecimiento único: una final de la Champions. Y a pesar de estar en territorio enemigo tuve la suerte de conocer a Álex un catalán que también está dando la vuelta al mundo, y a Julio y Bastia que también están haciendo un world tour express. Fueron una gran compañía y a pesar de que jugaban a las 7 de la mañana disfruté del partido como un pequeño. Y sin quererlo, esta ciudad ya se ha ganado una porción de mi corazón ya que aquí ganamos la 4a.

Northland
Es una de las partes más al norte de Nueva Zelanda y se llega vía Auckland. Es una zona espectacular por sus playas. Hice un tour, ya que no había otra forma de recorrer la zona que me llevo a Cape Reinga donde se cruzan el oceano Pacífico con Abel Tasman y se trata de un lugar sagrado para los maoríes. Después vimos los Kuaris, árboles milenarios que llegan a tener más de 500 años o recorrimos la 90 miles beach donde recogí decenas de almejas que después cociné para la cena.

3

I ♥ BURMA

Así es. Declaro mi amor a esta nación, más bien a su gente. He pasado 28 días y he de reconocer que una parte de mí ha cambiado. Las razones obviamente son muchas, pero lo principal es que te lo pasas bien. Durante los 28 días me lo pasé bien aprendiendo sobre las diferentes etnias, charlando con la gente de ahí, descubriendo su forma de vivir o alucinando con todos sus paisajes.

Como algunos ya sabéis Burma, Birmania o Myanmar es una dictadura y el país está en manos de una Junta Militar. Eso echa atrás a muchos turistas tanto por miedo como por ética. Algunos opinan que el que va a Burma contribuye con su dinero a subvencionar la Junta Militar. Y en parte tienen razón, pero bajo mi punto de vista eso es ver el árbol y no el bosque. Me explico: Burma es una dictadura que pese al boicot de los países occidentales recibe el beneplácito de China ya que está invirtiendo mucho dinero en el norte del país con la extracción de minerales. Y no nos engañemos es gracias al apoyo chino que la Junta Militar sigue gobernando, ya que hoy nadie, repito NADIE se atreve a toser al todopoderoso país asiático y los países europeos y EEUU simplemente giran la cara y hacen que no ven. Algo que por otro lado se les da muy bien. Un ejemplo: cuando pasó la tragedia del Nagris en la que murieron más de 200.000 personas la Junta Militar no dejó entrar a ninguna ONG para ayudar a la población, y nadie, repito NADIE hizo nada. Así que no creo que porque yo pague 40€ por un visado vaya a cambiar mucho la realidad del país.

Además, creo que es bueno que haya turismo en Birmania porque es una manera de dar a conocer la situación del país y la injusticia a las que están sometidos. Nosotros les contamos otra realidad y eso rompe muchas barreras. Si uno ha leído sobre el franquismo sabrá que una de las razones que ayudó a quitar poder a la iglesia y desmitificar la figura y el miedo a Franco fueron todos aquellos alemanes y suecos que llegaron al país en los años 60. Y vale, nosotros estábamos cerca de Europa, pero estoy convencido de que fue determinante para cambiar la mentalidad de los más jóvenes con respecto a Franco.

Dicho esto, es un país seguro en el que no tenéis que temer por nada. El visado os lo podéis hacer en un día desde Bangkok. Aquí está explicado. La única dificultad la encontraréis si queréis moveros a ciertas zonas donde solo es posible llegar en avión. Y el dinero, tal y como os he dicho empresas occidentales han boicoteado al país y no es posible sacar dinero en todo el país, por lo que hay que ir con dólares americanos. Es muy importante que el dinero esté totalmente liso y sin ninguna dobladez ya que en tal caso el cambio te lo harán a peor. El mejor sitio para cambiar es Yangon y aunque muchos optan por el mercado negro yo no lo recomiendo.

La puerta de entrada pues, es Yangon pero más allá de la Schwedagon Pagoda que es impresionante, yo no invertiría mucho más. Así que a subir a un bus nocturno rumbo a Kalaw. Ahí podéis pasar una noche pero a la mañana siguiente empezar el trek de 3 días hacia Inle Lake. Una noche la pasamos con una familia de un pequeño pueblo y la otra en un monasterio donde los novicios se levantaban a las 4 de la mañana para empezar a rezar. Veréis que en este país el budismo no es una religión, forma parte de la cotidianidad  y todos los hombres en algún momento de su vida han pasado por un monasterio.

Después podéis ir a Mandalay en bus que os servirá como centro de operaciones para moveros en el país. En función de los días podéis hacer como yo y subir a Mytkina al norte del país en tren en una experiencia más que religiosa. En el norte estaréis completamente solos, yo no coincidí con ningún turista en una semana y podréis disfrutar del mejor, bajo mi punta de vista, trayecto en barco. Veréis aldeas que viven sin electricidad y sin ningún contacto con el exterior y que cuando os vean a ti y a tu cámara de fotos (sentados en el barco ya que es imposible bajarse) alucinarán como nuestros bisabuelos habrían alucinado.

De vuelta a Mandalay tenéis que ir a los alrededores, Imwa y Amarapura y a poder ser en transporte público (500khats). Veréis que en este país más que nunca, el camino ya forma parte de la experiencia.

Y dejando de nuevo la maleta en el hostal y solo con lo imprescindible os recomiendo que vayáis a Hsipaw en bus, paséis un día o dos y de ahí en tren a Pyin Uu Lwin ya que durante el trayecto en tren pasaréis por el puente de Goktik, el más alto en la época, una auténtica obra de la ingeniería. Mientras yo estuve ahí hubo un terremoto en la misma provincia pero no me enteré hasta que no llegué a Pyin Uu Lwin y por vosotros que me escribisteis preguntando cómo estaba. Vamos, que el puente resistente lo es. Y de nuevo a Mandalay.

Para el final dejamos la perla del país, Bagan. Para muchos es muy turístico pero bajo mi punto de vista nada que ver con Angkor Wat. Yo me pasé 3 días completamente solo recorriendo las 2.000 pagodas que todavía quedan. No tuve suerte con el amanecer y el atardecer pero aún así el recuerdo es imborrable. Además, os recomiendo que os instaléis en mitad de los dos grandes pueblos. Es más barato y está a tiro de piedra de las pagodas.

Y poco más. En 28 días, que es lo que te permiten el visado no da tiempo para más. El transporte es lento y con retrasos. Muchos retrasos y de más de 7 horas y en algunos casos de más de 12, es por ello que tómatelo con calma porque vayas dónde vayas vas a disfrutar de este país. Yo me he auto proclamado embajador y allá donde voy recomiendo su visita. Estoy seguro de que no os decepcionará.

Cuánto me ha costado?

Lo que + me ha gustado…
el trato con la gente

Lo que – me ha gustado…
la realidad política del país
Fotos

1

Hacer auto-stop en Nueva Zelanda

Después de un mes viajando por Nueva Zelanda puedo decir que el auto-stop es una de las mejores maneras para descubrir el país.

Por qué?

En primer lugar por el dinero. Hacer auto-stop es gratis.

Pero principalmente creo que es la mejor manera para el que viaja solo ya que te da la oportunidad de conocer la gente de aquí. Los kiwi. Viajando en autobús solo te relacionas con otros extranjeros como tú, en cambio haciendo auto-stop interactuas con los nativos y eso te permite tener una visión más amplia del país.

Es fácil?

Mucho. Tened en cuenta que aquí no hay autopistas (y si las hay yo no las he visto) y todas las carreteras atraviesan los pueblos por lo que es muy poco probable quedarse tirado. Eso sí, a partir de las 15:00 te recomiendo que empieces a buscar un backpackers para dormir. Además, aquí en Nueva Zelanda es legal.

Es divertido?

Muchísimo. Yo he viajado con el expresidiario que me pidió que condujera su coche en mitad de la carretera, con una pareja que se habían casado el día anterior y yo era la primera persona que les felicitaba en persona, con un hombre que había pescado un atún de más de 150 kilos y iba camino para inscribirlo en el libro Guinness de los Records. Y de todas las edades, desde un niño de 17 años que usaba el coche sin carné para ir a trabajar hasta el hombre que con 70 años todavía tenía fuerzas para recorrer el mundo con su caravana.

Vamos, que si tenéis pensado viajar solos por Nueva Zelanda yo os recomiendo que lo intentéis, y sino os gusta siempre estáis a tiempo de coger un bus. El nakedbus.com es el más barato. Y bueno, puestos a recomendar no hagáis el Kiwi Experience & compañía, creo que es una pena ya que te pierdas la mitad. Aunque bueno, es una opinión.

3

Tongariro is awseome

Tongariro Alpine Crossing es uno de los tracks más famosos del mundo ya que discurre por un volcán que eruptó (sí lo he escrito aposta) por última vez en 1975. Hay diferentes versiones del recorrido pero la más común son unas 8 horas que bien puedes hacer en un día. Lo ideal es dormir ahí pero como estoy casi en invierno pues no me hace mucha gracia dormir en medio de la montaña. Además, los huts, son extremadamente caros y al ser temporada baja conseguí negociar una habitación en un resort en el Parque Natural por 13€, que creerme es toda una hazaña.

En definitiva, si vas a ir a Nueva Zelanda Tongariro es parada obligatoria, yo fui por prescripción de los amigos de http://deudeldeudeldeu.wordpress.com/. Y bueno, cruza los dedos para que haga buen tiempo.

0

Nueva Zelanda: tierra de refugiados

Nueva Zelanda siempre ha sido una tierra de refugiados desde que llegaron los primero maoríes (o maorís). Los judíos huyendo del zarismo ruso, más tarde de los nazis, los chinos por su lucha con la todopoderosa Japón y una larga lista diferentes nacionalidades pasando por todos los continentes. Será por ello que los kiwi son tan extremadamente amables? Quizás. Pero lo que me ha llamado más la atención, es que hoy he descubierto que los primeros refugiados que llegaron a Nueva Zelanda eran DANESES, que en 1870 huían de la represión germánica. Esos mismos son los que hoy quieren finiquitar el tratado de Schengen. Irremediablemente la memoria me ha llevado al sur de Italia y me he preguntado ¿Qué habría pasado si los argentinos hubieran hecho lo mismo que hoy hacen los italianos en Lampedusa? Y entonces, he leído que PxC subía de manera espectacular en España y he recordado que en los años 50 había un 10% de españoles buscando asilo por toda Europa como hacen hoy los rumanos en Badalona por ejemplo.

Entonces, pienso que seremos más ecologistas, hablaremos más idiomas y algún día veremos la lista de Schindler en 3D pero tengo claro que no tenemos ni puta idea de Historia ni del significado de la palabra tolerancia.

0

On the road2: The West Coast & Abel Tasman

The West Coast

Saliendo de Queenstown me paré en Franz Josef. Un pequeño pueblo de montaña famoso por tener un glaciar que hace años era muy grande pero que cada vez lo va siendo menos. La verdad es que yo no fui al glaciar ya que la excursión guiada costaba 180$ y no me quitaba el sueño, por lo que hice el trayecto por mi cuenta, sin gastarme un duro, eso sí, me quedé a las puertas del glaciar ya que está prohibido acceder sin un guía experimentado. Aún así, fue una bonita mañana.

De ahí, me llevaron hasta Westport, un pequeño pueblo costero con encanto pero que no mata. Lo realmente interesante fue el trayecto en coche donde están las conocidas Pancake Rocks.

Abel Tasman

De Westport quería llegar a Nelson pero como esto del auto-stop tiene un punto de imprevisación acabé en Motueka viviendo una experiencia «rara». Fueron 3 coches los que me llevaron, pero el «raro» fue el último. Un kiwi con origen maorí tatuado que no se cansaba de repetir que había estado en la cárcel y que a mitad del camino me pidió que yo siguiera conduciendo mientras él se liaba un porro. He de decir que por un momento pensé «la jodimos como no tenga seguro», pero a pesar de la apariencia el tipo me dio buen rollo. Y acerté, porque resultó ser una gran experiencia, ya que estaba diluviando y me llevó a la puerta del hostal.

En Motueka pasé una noche (la del diluvio) y al día siguiente alquilé un coche con gente del hostal para hacer Abel Tasman y fue una decisión acertada ya que es un sitio precioso. Se puede hacer un track pero se anunciaban lluvias para toda la semana. Dormimos en el coche en Takaka y de ahí a Motueka otra vez. Hoy escribo desde Nelson donde he llegado en bus, hoy no me apetecía hacer auto-stop. Veremos mañana.